Desafío Lector, para continuar en Familia

lector

¿Qué habilidades de lectura se desarrollan con el juego?

• La fluidez lectora
La velocidad con que el texto aparece en pantalla es el primer desafío, aunque por cierto no es necesario que los lectores sigan estrictamente ese ritmo. Sin embargo, al presentarse el texto a la manera de un karaoke hay una cierta indicación de cómo se espera que lean, y a la vez desarrolla la habilidad de leer con fluidez.
La fluidez es una habilidad básica de la lectura que está compuesta por tres aspectos: la velocidad (leer con un ritmo apropiado al texto, que permite ir comprendiendo a la vez que conservando en la memoria datos relevantes), la precisión (lo que supone no confundir unas palabras con otras) y la entonación (tener en cuenta la puntuación, pero también las características del texto: no se lee con la misma entonación un relato que una definición, por ejemplo). Alcanzar la fluidez es un proceso que lleva tiempo, y requiere práctica (leer muchos textos y leer el mismo texto más de una vez).

• Las relecturas
La habilidad de leer fluidamente colabora en el desarrollo de la comprensión lec-tora. En las primeras etapas (cuando los niños están aprendiendo a leer) lo hacen lenta y trabajosamente, y el hecho de que estén tan concentrados en leer letra por letra o sílaba por sílaba les resta recursos cognitivos para abocarse a comprender lo que está escrito. Sin embargo, al volver a leer el texto pueden hacerlo más rápidamente y comprender más.
Es por eso que en este juego, pueden releer todas las veces que quieran. En cada relectura pueden concentrarse en diferentes aspectos para completar el desafío.

• Leer rápidamente para localizar información
Dado que los textos que los chicos leen en este juego son descripciones que incluyen diversos elementos, en las sucesivas relecturas no necesitan leer el texto de cabo a rabo. Es más, es ideal que al volver a leer lo hagan a través de una lectura por escaneo, buscando selectivamente los elementos que vieron en las imágenes. En definitiva, se trata de ir y venir entre los dibujos y el texto, para resolver el problema al que el juego los desafía.
Leer de esta manera colabora también con esa habilidad básica de la lectura que consiste en seleccionar “paquetes” de información, leyendo concentradamente algunas partes y descartando otras.

• La memoria
Si bien la lectura de descripciones para “emparejar” con imágenes es una activi-dad posible con niños que están dando sus primeros pasos en la lectura, en general esto es más fácil de realizar cuando texto e imagen están simultáneamente a la vista. En este juego, también hay un desafío a la memoria, que consiste en el hecho de que cuando el texto está a la vista no pueden ver las imágenes, y viceversa.

• La elaboración de inferencias
En los textos, buena parte de la información se hace presente de manera implíci-ta, es decir, no está “dicha”, sino “sugerida”. Para comprender aquello que no está explícito, elaboramos inferencias, es decir, sacamos conclusiones sobre lo no dicho a partir de lo que está dicho.
En los textos de este juego hay mucha información explícita, por ejemplo: “El te-mible pirata Rubén era conocido por su gran bigote y por la cicatriz que le cruzaba la cara”. Pero los chicos también se enfrentan al desafío de inferir: “Siempre juega con su gato, un animal bastante malcriado y comilón”, al tener que escoger entre la imagen de dos gatos, uno más gordito que otro.

También le interesará...

Loading Facebook Comments ...

1 Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.