Hagamos nuestro propio compost.

Además de separar los materiales reciclables, también podemos hacer nuestro aporte recuperando los residuos orgánicos que juntamos en nuestras casas, como restos vegetales y con ellos hacer un abono natural para las plantas y así colaboramos con el medio ambiente, reduciendo la cantidad de basura que va a entierro.

¿Qué es el compost o compostaje?

Es una técnica natural que sirve para recuperar los residuos orgánicos, separándolos del resto de los residuos. Se produce sin la necesidad de incorporar tecnología, sólo por la descomposición de los residuos orgánicos, es decir, por medio de la reproducción masiva de bacterias que están presentes en forma natural en cualquier lugar.

Todos podemos hacer compost en nuestras propias casas porque tiene la ventaja de que permite reciclar los residuos en el mismo lugar donde se generan. Otros beneficios es que reduce la generación de basura, permite disminuir el impacto ambiental y económico asociado al transporte, consumo de energía, y uso y entierro de bolsas plásticas en los rellenos sanitarios.

Página 11 VIII

¿Cómo hacemos el compost?

Esta técnica sólo requiere de la separación de los restos vegetales, restos de la poda del jardín (ramas, césped, hojas, raíces, pétalos), del café, trozos de madera, cáscaras de huevo, frutas, y yerba a medida que lo vamos generando. Una vez que separamos, hay que ir colocándolo en una compostera, la cual se puede tener en un patio, balcón o terraza. Cabe recordar que no se deben agregar restos de animales como carne, huesos, líquidos ni aceites.

Para ir compensando la humedad, hay que agregar cartón, hojas secas, blancas o también tierra. Siempre hay que ir haciendo capas intercaladas entre lo húmedo y lo seco y recordar que los materiales que estén secos van a ser la última capa en cubrir los residuos, para evitar los insectos.

Las composteras que necesitamos, por lo general, vienen con tres recipientes que se van llenando uno por vez. Estos recipientes no producen mucho olor y tampoco ocupan demasiado espacio. En vez de comprar las composteras, podemos hacerlas nosotros mismos utilizando recipientes de plásticos apilados.

El compost estará listo luego de 3 o 5 meses, y una vez terminado hay que vaciarlo para seguir teniendo lugar en la compostera.

Lo que obtenemos al hacer este abono natural es una tierra negra que no tiene olor y se puede utilizar para las plantas de macetas, canteros y jardines. Además, aporta nutrientes, mejora la absorción del agua, de los rayos solares y el crecimiento vegetal.

 

¡No te quedes afuera de esta técnica natural, todos podemos hacerla y ayudar al medioambiente!

También le interesará...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.