6 pasos para enseñarle a nuestros niños a ser responsables

Es recomendable que nuestros hijos aprendan poco a poco a tomar responsabilidades y llevar a cabo algunas tareas básicas en la casa y fuera de ella.

Si bien son niños y deben pasar su tiempo jugando, algunas actividades hogareñas como ordenar su cuarto, sus juguetes, levantar la mesa o hacer las tareas escolares, pueden ser beneficiosas a futuro para convertirse en jóvenes independientes y autosuficientes.

img_1137

¿Qué podemos hacer para que aprendan a tomar estas responsabilidades? Hoy tenemos 6 consejos útiles para comenzar a desarrollar la.

1) Simplifiquemos. A veces las indicaciones muy abstractas pueden abrumar a los niños más pequeños. Por ejemplo, si les pedimos que ordenen su cuarto tal vez no sepan por dónde comenzar. Con indicaciones sencillas, paso a paso, será mucho más simple para ellos cumplir con su responsabilidad.

2) Seamos un buen ejemplo.  La mejor manera para que nuestros hijos aprendan a ser responsables es también serlo nosotros. Demostremos que estamos cumpliendo con nuestra parte: ordenar nuestras propias cosas, hacer nuestras tareas cotidianas en la casa, y llevarlas a cabo sin quejas y con optimismo les demostrará que las responsabilidades no tienen por qué ser una carga.

3) Enseñémosles prioridades. Nuestros niños deben comprender que existen tareas que se deben hacer antes de seguir jugando, por ejemplo, levantar la mesa.

4) Establezcamos una rutina. La mejor forma de enseñar hábitos responsables es estableciendo una rutina para los niños. Por ejemplo, al salir de la ducha guardemos los juguetes en el armario y coloquemos la ropa sucia en el lavadero. De esta manera entenderán que las tareas forman parte del día a día y que con un sólo momento de dedicación nos ahorramos acumular mucho trabajo que después tenemos que hacer todo junto. La repetición de esta rutina les acostumbrara a hacer sus tareas de forma sistemática.

5) Seamos positivos. Los niños responden adversamente a la negatividad. Amenazar con castigos o “sobornar” a los chicos para que cumplan sus tareas es un mal camino. Tratemos de enfocarnos en los aspectos positivos de asumir las responsabilidades para nuestros hijos, como un proceso para aprender cosas nuevas y conseguir una mayor autonomia.

6) Tengamos paciencia, nuestros niños están aprendiendo. Al principio les costará tiempo y esfuerzo realizar sus tareas de una forma prolija: no los interrumpamos y ayudémoslos si es necesario, pero siempre dejándolos manejar la situación. Cuando hayan terminado con sus obligaciones es bueno que los felicitemos y en caso de ser necesario expliquemos amablemente cómo hacerlo de mejor modo la próxima vez.

¿Qué otras ideas se te ocurren para enseñarle a los niños a ser responsables? :)

También le interesará...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.