5 ideas para comenzar a practicar un deporte con éxito

La vida en la ciudad muchas veces nos lleva al sedentarismo y como ya sabemos, estar mucho tiempo sin hacer ejercicio puede acarrear diferentes problemas de salud, como por ejemplo: la obesidad. Por eso, es recomendable realizar deportes en familia y estimular a los más chicos a comenzar desde pequeños a realizar alguna actividad física de su preferencia.

deporte-ninos

El deporte ayuda a los niños a desarrollarse físicamente, estimulando su desarrollo psicomotor, el reconocimiento de su cuerpo y sus habilidades. La mente también se beneficia de la práctica habitual de un deporte, ya que ayuda a reducir los nervios y relaja y estimula el pensamiento.

Además, el deporte en equipo ayuda a la socialización y puede infundir valores positivos: los niños pueden conocer a otros niños, aprender a trabajar en equipo y llevar a la práctica conceptos como la solidaridad. Con todos estos factores positivos, solo nos resta elegir el momento indicado para que nuestros niños comiencen a practicar su deporte o actividad física favorita.

Hoy les damos 5 ideas para arrancar con éxito.

  1. Dejar que nuestros niños elijan del deporte que les gusten
    Confiemos en sus decisiones, ellos sabrán mejor que nadie qué es lo que les gusta. Los padres podemos ayudarlos a orientarse o conocer nuesvas actividades, teniendo en cuenta algunas variables: su carácter, edad, aptitud física, horarios, etc. Pero siempre debemos consultar con ellos y dejar que elijan entre las posibilidades que se presenten.
  2. Busquemos el lugar indicado
    Es importante hacer una pequeña investigación de diferentes lugar y actividades ofrecidas, antes de anotar a nuestros niños en un deporte o escuela deportiva. Algunos deportes tienen nivelación según el grado de conocimiento (por ejemplo, la natación) y otros, en cambio, no lo requieren. Encontrar un lugar que respete y se adapte a las habilidades de nuestros chicos es muy importante para que ellos se comprometan y se sientan motivados para iniciar una actividad física.
  3. Tomemos el deporte como un compromiso
    Los niños deben aprender que la actividad deportiva es mucho más saludable, efectiva y gratificante si se practica con periodicidad y regularidad. Si faltan muy seguido a las clases, se atrasarán y podrían verse frustrados por no alcanzar las metas deportivas que se establecen durante las clases. Es importante charlar con ellos sobre lo importante que es comprometerse con la práctica del deporte y llevarla adelante siempre que les sea posible.
  4. Prioricemos la diversión por sobre la exigencia
    Es importante tener en cuenta que los más pequeños necesitan tiempo para ir desarrollando ciertas habilidades. Si bien un poco de competencia sana es recomendable, debemos cuidar que no se les obligue a competir o se les presione para ganar. Por eso, debemos estar atentos y llevar un diálogo fluido con profesores, entrenadores y compañeros, para que entre todos entender que lo importante es la diversión y el juego limpio.
  5. Demos el ejemplo
    Para que nuestros niños estén motivados es necesario que nosotros lo alentemos a hacer deporte, a ir a sus clases siempre y aprender de cada error y cada triunfo. Por eso, nada mejor que dar el ejemplo y practicar también un deporte o hacer deporte todos juntos en familia.

¿Ya tienen ustedes un deporte favorito en práctica, o ya están listos para empezar? 😉

También le interesará...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.