3 consejos para evitar que nuestra familia sea víctima del robo de información en Internet

Cada vez más nuestros niños y niñas están involucrados en el mundo digital, navegando con soltura en variados sitios web y redes sociales. Es habitual que nos preocupemos por su seguridad, ya que como en muchos otros lugares, en Internet también hay fraudes y peligros. Pero no se trata de alejar a los chicos de las compus, sino de enseñarles cómo cuidarse en Internet.

Uno de los riesgos en Internet es el robo de información a través de la técnica del “Phishing”. Consiste en engañar a un usuario para que acceda a un sitio web y allí  brinde voluntariamente información confidencial, claves de acceso, números de documento, o inclusive datos de tarjetas de crédito, entre otros datos,  haciéndole creer que está en un sitio ya conocido y de total confianza.

Los mails o mensajes de phishing incluyen un enlace que lleva al usuario a un sitio web que puede ser idéntico a un sitio web reconocido, como por ejemplo, el sitio web de un banco o un servicio online.  Pero se trata simplemente de una copia. Los niños son particularmente vulnerables a este tipo de engaño, ya que suelen ser más impulsivos a la hora de navegar en Internet.

Seguridad en Internet

 

¿Cómo podemos prevenir este tipo de ataques de phishing? ¿Cómo proteger a nuestra familia?  ¡Aquí van tres simples consejos que pueden ayudarnos!

  1. Aprendamos a identificar claramente los mails sospechosos de ser ‘phishing’
  • Utilizan nombres y adoptan la imagen de empresas reales (bancos, empresas aseguradoras, servicios online).
  • Incluyen webs que visualmente son muy similares a las de empresas reales.
  • A veces, los mails que nos llegan están en un español muy pobre con errores gramaticales y ortográficos, pero no siempre.
  • Algunos suelen prometer grandes regalos o sumas de dinero, a cambio de completar algunos datos.
  • Muchas veces, con la excusa de una renovación de datos, estos mails solicitan que enviemos nuestras claves bancarias, u otras, y/o datos personales por mail.
  1. Expliquemos estos mensajes a nuestros niños para que sean conscientes del peligro.

Podemos enseñar a nuestros niños sobre la existencia de estos mensajes, que son trampas y cómo identificarlos. Así, podrán estar alerta y reconocerlos. Si recibimos un mensaje de phishing, tomémoslo de ejemplo para enseñarle a nuestros hijos y aprovechemos la ocasión convirtiéndola en una “clase práctica”.

Mostrarles el mensaje puede ayudarlos a reconocer estafas  y comprender que los mensajes que circulan por Internet no siempre son lo que parecen. Además, es recomendable que no tengan a su alcance datos como los números de tarjetas de crédito: cuando necesiten algún dato, tienen que pedírnoslo para que podamos saber por qué lo necesitan.

  1. Usemos nuestros datos confidenciales únicamente en webs seguras

Nunca ingresemos a páginas de bancos u servicios desde mails que nos pidan los datos de nuestras tarjetas: utilicemos los marcadores de nuestro navegador o procuremos la página en un buscador para asegurarnos que sea oficial. Las webs seguras siempre comienzan su URL con las letras ‘https://’ y debe aparecer en el navegador el icono de un pequeño candado cerrado.

 

lJlrU

 

Enseñemos a nuestros chicos estas características, para que ellos también aprendan y puedan navegar de forma segura.

Desde Mundo Gaturro seguimos todos los estándares de seguridad para hacer nuestro sitio web seguro y confiable para toda la familia. Si querés saber más de las normas en nuestro sitio y nuestro mundo virtual no te pierdas nuestra Guía para Padres. 😉

También le interesará...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.