Hagamos nuestros propios caleidoscopios

Los caleidoscopios lo tienen todo: son divertidos, hacen volar nuestra imaginación y es sencillo llevarlos con nosotros a cualquier lado.  ¿Y si los hacemos nosotros mismos? Podemos pasar un divertido momento construyéndolos a nuestro gusto. ¿Empezamos? 😉

c0

Necesitaremos:

  • Un tubo de cartón
  • Cinta scotch de colores o washi tape (las que vienen con dibujos)
  • Papel reflectante
  • Pegamento
  • Plástico transparente (semi duro)
  • Mostacillas de colores
  • Tijeras
  • Cartulinas, papeles de colores o pinturas acrílicas de colores

Paso a paso:

En primer lugar decoraremos las caras externas de nuestro tubo de cartón como más nos guste: podemos pintarlo, colocar washi tape o cinta scotch de colores, cartulinas, ¡lo que se nos ocurra! Los niños amarán decorar su caleidoscopio como prefieran.

Luego, tenemos que armar una pequeña cavidad en la que irán las mostacillas en un extremo del tubo de cartón, que podemos cerrar utilizando el plástico y el pegamento. En esta parte es importante supervisar a los niños ya que debemos ser cuidadosos. Una vez logrado el cometido, dejamos secar el pegamento.

Por último, tenemos que tomar un poco de papel reflectante y doblarlo prolijamente en 3 partes formando una especie de tubo con forma triangular. Pegamos los extremos con la cinta scotch y lo introducimos dentro del tubo de cartón.

¡Listo! El papel reflectante y las mostacillas crearán efectos alucinantes para divertirnos y asombrarnos en familia con nuestro nuevo caleidoscopio. ¿Le agregarías algo más al tuyo? 😉 
c1 c2 c3 c4 c5 c6 c7 c8 c9

Fuente: Thecraftingchiks.com

También le interesará...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.