Hagamos nuestro propio mini-acuario!

Esta manualidad es muy fácil de hacer pero a la vez muy divertida para que nuestra familia deje volar, o mejor dicho flotar, su imaginación. Mientras la realizamos, podemos aprender más sobre el ecosistema marino. ¿Se atreven a hacerlo? :) 

m1

Necesitaremos:

  • Un frasco de vidrio con tapa hermética o bien segura
  • Adornos para nuestra pecera: peces de juguete, plantitas, otros animalitos acuáticos, todo miniatura
  • Tierra o piedritas pequeñas (pueden ser las que se usan para decorar las macetas, que vienen de colores)
  • Tanza o hilo transparente
  • Goma de pegar
  • Colorante azul para alimentos
  • Brillantina

En primer lugar, debemos acomodar los adornos en nuestra “pecera”, comenzando por la tierra y piedritas que son el suelo de nuestro acuario. Luego, acomodamos las plantitas y adornos que van sobre esa superficie. Podemos colocar los pececitos y animalitos con tanza, pegándolos a la tapa del frasco para que queden “flotando” de manera ordenada.  

Luego, vertemos agua con cuidado en nuestro frasco. Lo ideal es que sea filtrada para que tarde más tiempo en ponerse fea. Podemos añadirle colorante azul o celeste para comidas (un poquito nada más, para que no altere todos los colores) y brillantina.

Finalmente cerramos el frasco y listo. Podemos hacer cuantos acuarios queramos con distintos animales, colores y elementos. ¡Deja flotar tu creatividad! 😉

Mirá el paso a paso: 
m2 m3 m4

 

m5

m6

m8

m9

Fuentes: Designdazzle y Alittleclaireification

 

También le interesará...

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.